A partir del verano del 2018, cuando solicite una visa de visitante, un permiso de estudio o de trabajo (excepto los ciudadanos de Estados Unidos) o la residencia permanente, tendrá que facilitar sus huellas dactilares y una foto. 

Para facilitar los viajes frecuentes a Canadá, los solicitantes de una visa de visitante, de un permiso de estudio o de trabajo sólo tendrán que proporcionar sus datos biométricos una vez cada 10 años.