Ser el primero de la clase en tu colegio, tener una destreza artística o la simple motivación para estudiar una carrera universitaria son los requisitos ideales para ser parte de un programa de becas. 

Para los estudiantes, adquirir la formación académica mediante una beca puede ser altamente beneficioso y enriquecedor, afirmó Marlena Torres, vicerrectora académica de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES) en Guayaquil. 

Los estudiantes encontrarán en este tipo de programas verdaderos aliados para completar su formación, acotó Lorena Pastor, directora de Bienestar Universitario de la Universidad Internacional SEK. Ambas comparten que los beneficios económicos que implican, pueden generar múltiples ventajas antes, durante y después de disfrutar de la beca. 

Según el artículo 77 de la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES), las instituciones de educación superior establecerán programas de becas completas, o su equivalente en ayudas económicas, para por lo menos el 10% del número de estudiantes regulares. 

Al menos el 20% de la población estudiantil de las universidades es becada. Por ejemplo, en la UEES se maneja un 27,8% y la UISEK al menos cuenta con el 35% de beneficiarios. 

Las universidades del país, en su mayoría, manejan un sistema de becas diferenciado, esto quiere decir que cubren desde el 10% hasta el 100% del pago total de la colegiatura. 

Daniel Valenzuela, director de Gestión Universitaria y Promociones de la Universidad Casa Grande, explica que los tipos de becas van desde las automáticas, que se otorgan a estudiantes destacados como abanderados y escoltas de los colegios, deportistas y representantes artísticos y culturales, así como aquellos que hayan tenido una destacada participación de liderazgo social. 

La UCG, por ejemplo, otorga becas por concurso. Año a año lleva a cabo un proceso que consiste en que cada postulante debe elaborar un trabajo relacionado a la carrera a la que desea postular. 

Valenzuela explica que este concurso otorga becas de 70% al primer lugar, 50% al segundo lugar y 30% al tercer lugar. Esto se aplica a cada una de las 13 carreras que se ofertan en la institución. 

A través del Sistema Nacional de Nivelación y Admisiones, los bachilleres también pueden postular. Para acceder a estos programas deberán presentar la carta del Sistema Nacional de Nivelación y Admisiones y aprobar el proceso del centro de estudios. 

Pastor explica que en la UISEK, la convocatoria para las becas se hacen de forma anual y los estudiantes aplican de manera electrónica por el portal de becas. 

En la UEES y UCG, por ejemplo, se realizan convocatorias antes del inicio de clases que, en su mayoría, se maneja en dos tiempos a lo largo del año universitario. 

En la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) se realiza en tres tiempos. Dos para la forma presencial y un convocatoria para la modalidad a distancia e, incluso, para posgrado. 

Un punto clave para los becarios es mantener un buen promedio. Los voceros de las direcciones académicas concuerdan en que la estabilidad académica del estudiante es primordial. 

En todas las universidades se requiere de un promedio de al menos 8,5 puntos sobre 10 o 85 puntos de calificarse sobre 100. La responsabilidad y entrega es lo que se valora en los becarios. Afirman que esta es una oportunidad que permite cubrir los gastos universitarios, enaltecerlos méritos académicos y da especial atención a grupos minoritarios.